Hoy os traemos un artículo muy interesante sobre AIDA… y no, no son las fases de nuestra compañera Aida, aunque tenerlas, las tiene jejeje… AIDA es un término de Marketing que se utiliza para definir las fases por las que pasa un posible consumidor hasta que se convierte en cliente. Es muy importante conocer todas las fases del ciclo de compra para optimizar y corregir todas las fugas para que convirtamos al máximo.

¿Cuáles son las fases del modelo AIDA en Marketing?

Bromas aparte (Aida nuestra compañera tiene muchas más fases, jejeje ) podríamos dividir el ciclo de compra en 4 grandes fases: Atención, Interés, Deseo y Acción. De ahí el nombre de AIDA. Imaginaros las fases en un embudo invertido donde en cada fase se va acotando hasta llegar a la compra final.

 

Atención:

Es la fase inicial donde el posible cliente se percata de que tiene una necesidad o deseo de compra. Ve un producto o servicio y siente la necesidad de tenerlo.

CONSEJO: En esta fase tenemos que vender nuestro producto con la idea de que cubre la necesidad del posible cliente. Convéncelo con imágenes de calidad y textos que generen atención.  Si tu canal más fuerte es el online es imprescindible tener una página web responsive con un buen posicionamiento orgánico.

 

Interés:

Siguiente fase… Interés. Aquí ya hemos conseguido captar la atención del consumidor. Ahora tenemos que generar interés. Debemos transmitir las ventajas de comprar nuestro producto.

CONSEJO: Transmite que ventajas tiene nuestro producto frente a la competencia. (Precio, rendimiento, calidad, etc…).

 

Deseo:

¡Bien! Ya hemos conseguido captar el interés. Ahora toca implantar el deseo de compra en la mente del consumidor.  Vamos a por el último empujón. Convence a tu posible cliente de porqué tiene que comprar tu producto. Convéncelo de que es justo lo que necesita. Háblale de los beneficios que tiene comprar tu producto, e incluso juega con promociones que impliquen urgencia (promociones limitadas por tiempo, etc…). Es muy importante trabajar mucho tu Branding. Es importante siempre, pero es que aquí el consumidor es cuando está indagando más sobre tu producto. La imagen de marca es fundamental para hacer llegar el mensaje de “Mi producto es bueno”. Para ello trabaja codo con codo con influencers, blogs del sector, etc… Para reforzar la idea de que tu producto es la mejor opción.

CONSEJO: Convence con todo lo bueno que tiene tu producto y dale el último empujón con un descuento tipo: “Si compras este mes X% de descuento” 

 

Acción:

Estamos justo al final del embudo. la compra es inminente… Cuida esta última fase al máximo. Ofrece confianza dejando muy claro que ofreces un buen soporte y resuelve todas las dudas finales que transmita nuestro ya “Casi cliente”. Deja claro el tema de garantías, plazos de entrega, garantía de devolución, etc…

CONSEJO: Dale toda la información y confianza que el cliente necesite. Transmítele que con tu producto y el equipo que hay detrás no tendrá problemas.

 

Conclusión


Bueno ya sabemos cual es ciclo AIDA y las fases de que se compone. Es una explicación muy genérica donde por supuesto todo se complica y las fases muchas veces se entremezclan unas con otras sin que se puedan establecer líneas separatorias claras. Lo que está claro es que si queremos vender en un mercado tan competitivo, independientemente de tu técnicas de ventas más o menos agresivas hay una cosa que nunca falla… Apostar por un buen soporte postventa y generar confianza en tu marca siempre será el mejor valor diferencial.

 

Share This