Es un concepto que no todo el mundo sabe bien qué significa y con este post vamos a intentar clarificarlo. La identidad corporativa es la manifestación física de la marca y hace referencia a los aspectos visuales de la identidad de una organización.

Incluye un logotipo y los elementos de soporte recogidos por unas directrices en un manual de identidad corporativa.

Ésta, refleja, a través de la forma o personalidad de la marca creada, los principios, valores y creencias de una organización y es, por lo tanto, la mejor carta de presentación. Si hablamos de la identidad de un ser humano pensamos en la forma en la que se viste, su peinado y su aspecto, ya que son un reflejo de su personalidad, eso mismo sucede con un logo o aplicación corporativa, aunque no representa la personalidad de una forma directa, ya que ésta debe ir también acompañada de actos (mensaje, slogan, etc).

La identidad corporativa es la manifestación física de la marca y hace referencia a los aspectos visuales de la identidad de una organización.

En definitiva, la identidad corporativa se trata de todos aquellos símbolos, tipografías o colores corporativos escogidos que definen la identidad de una marca. Y además es la forma en que la entidad elige presentarse a su publico y la diferencia de los demás.

La identidad corporativa se transmite a través de muchos medios así que tanto lo que se ve como lo que se aprecia debe mimarse ya que es parte de la identidad de una marca. Lo esencial para llegar correctamente al público es crear una estrategia de branding que transmita perfectamente, mediante su identidad y la comunicación interna y externa, un mensaje relacionado, entre lo que una marca dice que hace y lo que realmente hace. Para ello, hay que elegir unos buenos profesionales que definan a la perfección la esencia de la organización.

Share This