Como sabrás, las redes sociales se han convertido en uno de los canales de comunicación más importantes del mundo digital. La facilidad en el acceso y la cercanía con el público, han hecho que las marcas con más renombre las consideren parte imprescindible de su estrategia de comunicación y midan su éxito en ellas a través del engagement.

 

Los parámetros del éxito en redes sociales

Para determinar el éxito de una página o perfil en redes sociales debes utilizar una serie de parámetros, también llamados KPI’s, que te indicarán si la estrategia que estamos llevando está cosechando sus frutos y si es necesario seguir por ese camino o por el contrario, replantearlo.

Por supuesto, uno de estos parámetros más importantes es el número de seguidores. No importa que sea una página de Facebook, o un perfil de Instagram o Twitter, el número de seguidores siempre es uno de los datos clave. Pero es necesario que tengas en cuenta que no solo el número de personas que nos siguen o siguen a nuestra marca es importante. En este punto, prima la calidad frente a la cantidad. Esto quiere decir que de nada vale tener 5 millones de seguidores, si nadie interactúa con nuestras publicaciones, es decir, ni nadie manifiesta su opinión a través de un comentario, una reacción (en el caso de Facebook), un like… En numerosas ocasiones, se ha demostrado que cuando esto ocurre, se trata de una compra de seguidores (que suelen ser o cuentas fake o robots o ambas) falsos que no tienen ningún tipo de interés hacia nuestra marca.

Por lo tanto, a la hora de determinar si un perfil tiene éxito o si es influyente, medimos el equilibrio entre seguidores e interacciones, que dependerán del tipo de red social. Por lo general tenemos tres bloques de tipos de interacción: los ‘me gusta’ (en Facebook ampliaron este tipo de interacción y ya no encontramos solo ‘me gusta o likes’ si no un espectro más alto de sentimientos como el ‘me enfada’ o ‘me encanta’. También tenemos la acción de compartir en Facebook y el retweet en el caso de Twitter. Y por último, los comentarios. En el rango de engagement, tendrán más relevancia aquellas acciones en las que el usuario haya realizado un mayor “esfuerzo” como en un comentario, forma de actuación que debemos perseguir mediante una estrategia de contenidos pensados para que el público responda abiertamente.

La acción de compartir es algo que tampoco debemos pasar por alto en redes sociales, ya que ayuda a viralizar entre los usuarios nuestro contenido. Esto, a consecuencia de la espectacular bajada de alcance orgánico que se manifiesta en las publicaciones de todas las redes (si no usamos Social Ads, nuestras publicaciones serán vistas por menos usuarios), conviene que lo tengas en cuenta.

Dentro de estos parámetros, también tiene relevancia el alcance mencionado: cuántas personas han visto nuestra publicación. Esto, unido al engagement (quiénes han decidido aportar su opinión), te aporta el dato clave de qué tipo de publicaciones gozan de más éxito entre tus usuarios, dato a tener en cuenta a la hora de hacer nuestra planificación.

Share This